El resplandor de la Feria de Guadix

Ana Tárrago recibe el Tótem Ciudad de Guadix ./J. J. PÉREZ
Ana Tárrago recibe el Tótem Ciudad de Guadix . / J. J. PÉREZ

La localidad de Guadix comienza sus días grandes con el pregón que anoche realizaba la fiscal superior Ana Tárrago

ENCARNA XIMÉNEZ DE CISNEROS

Recordó su orgullo de accitana en las palabras de agradecimiento del penúltimo de los muchos premios que, por su trayectoria personal y profesional, ha conseguido Ana Tárrago, la actual fiscal superior del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

El último de esos reconocimiento fue el que ayer le entregaban desde el ayuntamiento de su localidad natal, y es el Tótem Ciudad de Guadix; además de ser la responsable de pregonar las fiestas en un momento lleno de magia realizado ante la fachada de la Casa Consistorial.

Me trae preciosos recuerdos del día que también tuve el honor de ser pregonera de las fiestas, aunque la meteorología nos obligó a resguardarnos en otro bello lugar, el teatro Mira de Amezcua, como recordaba con mi compañero Jesús Javier Pérez, con el que compartí el momento.

Una ocasión que vivía por primera vez como alcalde, Jesús Lorente y el nuevo equipo de gobierno. A una de sus componentes, Ana Martínez volví a saludarla tras habernos conocido en La Peza como les conté. Un equipo con Encarni Pérez, Joaquín Onieva, Encarni de la Cruz, Gumersindo Fernández, Jesús Samaniego, Raúl Navarro, y también Pedro Gabriel Rus y Antonio Fernando Valverde.

Pude saludar a dos ex alcaldes, Santiago Pérez y José Antonio González Alcalá y a otras caras conocidas, que son concejales también, Iván López, Mariela Fernández y Francisco Avilés. Y a quien me dio mucho alegría ver fue al obispo de la Diócesis, Francisco Jesús Orozco, con el que tuve el honor de compartir su toma de posesión. Estaba junto al vicario general, Francisco Serrano -otra alegría de la jornada- y con el canciller secretario general -creo que pongo correcto el cargo-, Manuel Millán.

Me voy al tema de la pregonera, que estuvo acompañada de su familia y de sus amigos. Destacar a su marido José Medialdea y a su hijo José. A Carlos, su otro hijo, que por motivos de trabajo no pudo acudir, también le dedico bellas palabras. Y es que Ana es muy de familia, y no faltaron sus hermanas, Asun, Elisa y Loreto-creo que el orden es correcto- y sus cuñados, Jesús Pulido, Cándido Blázquez y Mario Alonso, al que ya había saludado cuando llegaban al balcón del ayuntamiento, junto al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Lorenzo del Río. Tampoco faltaron el presidente de la Audiencia Provincial, José Luis López-mira que nos gustan los pregones- y el teniente fiscal Rogelio Muñoz.

Y hasta Guadix se acercaron para escuchar a la pregonera y disfrutar de una maravillosa noche de las fiestas, el delegado del Gobierno Andaluz, Pablo García, y el delegado de Justicia, Gustavo Rodríguez.

No son los únicos rostros conocidos que saludé porque también estaban la parlamentaria andaluza Ana Vanesa García; el presidente de la Unión Profesional, Mariano Vera o mi buena amiga, Esther Tovar.

Y muchos hombres y mujeres que allí estaban para escuchar de Ana, de la pregonera, cosas tan sentidas como que «somos el producto de nuestras culturas», reafirmando su amor a la tierra. Quería trasladar -y muy bien que lo hizo- «mis sentimientos y vivencias de lo que para mí es y lo que yo quiero que sea Guadix».

En sus palabras se emocionó reviviendo los tiempos mozuelos en los que «éramos felices», aunque no había gimnasios ni Internet o había que esperar una semana para ver el final del capítulo de la tele. Carencias que se sustituían por una convivencia distinta entre los más pequeños de la casa «hablando cara a cara en la calle». Y se emocionó al recordar a sus padres, Enrique y Ana María y a ese calor de la infancia que no se hace nostálgico sino de orgullo de presumir de buenas raíces.

Tras el pregón, el alcalde subió al escenario para agradecer, como lo hicieron los aplausos de los asistentes, el bonito texto que la pregonera nos regaló y, sobre todo, su cariño. Antes le entregaron el premio que yo les comentaba al principio y que, al ser por unanimidad del Pleno, contó con la presencia de los portavoces municipales.

Después, en un acto que presentó otro buen compañero, Javier López, se pudo disfrutar de la Banda Sinfónica Municipal de Guadix, dirigida por Ricardo Espigares, con temas de películas cantados por Teresa Mood. La plaza de las Palomas se llenó de acordes. En ella estaba mi amigo Chelu Sánchez, profesional donde los haya del sonido, con su hermano Carlos, y que me presentó a su madre, Mari Rosi Salmerón que después del pregón se marchaba a una cena de la Asociación contra el Cáncer, de la que se presidenta hace una década.

Las fiestas tienen muchas propuestas, algunas muy interesantes como la firmada por Manuel Olmo y que se llama 'Rincones de mi Andalucía'.

Y mucha animación, muchas ganas de pasarlo bien y, como destacó la pregonera, compartiendo todo con la gente que queremos. Cara a cara. Sin dispositivos móviles, aunque sea por unos días. No es tan difícil. Y mucho menos en este rincón que tanto quiero. Se llama Guadix.