La Peza invita a Guadix a sumarse a la celebración del Alcalde Carbonero

Un momento de la histórica batalla entre lapeceños y franceses. /Torcuato Fandila
Un momento de la histórica batalla entre lapeceños y franceses. / Torcuato Fandila

IDEAL GUADIX

El 24 de agosto Guadix tiene una cita en La Peza. El alcalde Carbonero, un año más se enfrentará a las tropas napoleónicas en una brava defensa de nuestra libertad.

La alcaldesa de La Peza, Celia Santiago, ha invitado a los accitanos y accitanas a participar en la recreación de la batalla del Alcalde Carbonero que este año se celebrará el sábado 24 de agosto.

Para ello desde el Ayuntamiento de Guadix a través de la concejalía de Cultura, representada por Encarni Pérez, habilitará un autobús para todas aquellas personas que quieran participar en el enfrentamiento entre peceños y napoleónicos. A las 17:30h del 24 de agosto el autobús llegará La Peza desde Guadix, después de un paseo para ver el ambiente de la localidad podrán participar en la Recreación que comienza a las 19:30h en la Plaza. Allí, el alcalde Manuel Atienza, saludará cuando recuenta los pueblos que han venido para apoyar la batalla, y se facilitarán algunas banderas negras, símbolo del bando lapeceño.

Desde el Ayuntamiento de La Peza se aconseja ir ataviados según la vestimenta peceña de la época. Es importante para participar en la Recreación ir caracterizados de la época evitando camisas de cuadros, de rayas o colores estridentes. También se pueden portar imitación de las armas, tal y como relata Pedro Antonio de Alarcón: «No había muchas armas, apenas unas pocas escopetas, bocachas, pistolones, trabucos, hachas, cuchillos, puñales y por supuesto hondas. Se reunió toda la pólvora posible, junto con cartuchos, balas, garrotes, porras, piedras para las ondas, y atención, hierro viejo para un arma especial, el gran secreto de los lapezanos y de su alcalde.»

Cuando el Alcalde convoque al pueblo los participantes se pueden incorporar al grupo de vecinos, participar en la bendición a los combatientes y acudir al campo de batalla. Entre las recomendaciones se recuerda que muy importante que cuando explota el cañón, hay que morir. 200 personas caen y los figurantes pueden sumarse a este juego de morirse y resucitar, salir corriendo y durante las refriegas estar dispuestos a secuestros y fusilamientos.

Se puede llevar un trozo de tela que parezca sucia o ensangrentada para que se cubran las heridas provocadas en las refriegas,.

Por último, se recuerda que las personas que tengan dificultad de movilidad pueden ser espectadoras y vivir la Recreación sin tanto sobresalto disfrutando in situ de un espectáculo histórico único.