Unas jornadas analizan las tendencias de futuro en el cultivo de la almendra y el pistacho en la comarca

Miguel Rodríguez, Inmaculada Olea y Francisco Pleguezuelos en las jornadas. /IDEAL GUADIX
Miguel Rodríguez, Inmaculada Olea y Francisco Pleguezuelos en las jornadas. / IDEAL GUADIX

Las jornadas se han celebrado con éxito y han contado con más de 100 inscripciones

Jesús Javier Pérez
JESÚS JAVIER PÉREZGuadix

La alcaldesa de Guadix, Inmaculada Olea Laguna, participó el miércoles 8 de mayo junto al presidente del Grupo de Desarrollo Rural de Guadix, Francisco Pleguezuelos, y el director de economía social y agroalimentaria de Cajamar, Miguel Rodríguez de la Rubia, en la inauguración de las Jornadas sobre tendencias de futuro en el cultivo de la almendra y el pistacho que se celebran en esta sede del Grupo de Desarrollo Rural en Guadix con el patrocinio de la Fundación Cajamar. Una cita que, según afirmó la alcaldesa accitana en su intervención, «se organiza en el momento indicado y con el objetivo preciso que debe mover siempre a cualquier administración pública al servicio de la ciudadanía: dar respuesta a las necesidades y demandas de nuestros vecinos y vecinas».

La convocatoria fue todo un éxito y ha contado con más de cien inscripciones, tal y como recordó el presidente del GDR, quien ha señalado además la importancia de transferir conocimientos a los agricultores para seguir dinamizando el sector agrícola. Por su parte, Miguel Rodríguez de la Rubia resaltó el efecto que este tipo de medidas tienen para fijar la población en el territorio, puesto que se ofrece una formación que puede ayudar a los productores «a mejorar sus explotaciones, hacerlas más productivas y, por lo tanto, más rentables».

En palabras de Inmaculada Olea Laguna, con la organización de jornadas como las de hoy se consigue dotar a los participantes «de los conocimientos técnicos y de mercado necesarios para tomar decisiones desde la certidumbre en aspectos tan importantes como la elección de variedades, sistemas de regadío o comercialización. La idea, por tanto, es ofrecer una formación que permita actuar desde el conocimiento de la experiencia de otras zonas para que las inversiones en nuestra comarca sean lo más eficientes y fructíferas posibles».