Plantación de marihuana anterior. / ARCHIVO GUARDIA CIVIL

Desmantelados cuatro puntos de producción de marihuana en Guadix e intervenidas 565 plantas

La Guardia Civil ha detenido a siete personas y ha investigado a dos personas tras realizar registros en nueve viviendas

IDEAL

La Guardia Civil, en el marco de la operación Perrichu, ha detenido a siete personas y ha investigado a dos personas más en Guadix por delitos contra la salud pública por cultivo y elaboración de droga y por delitos leves de defraudación de fluido eléctrico.

La finalidad de esta operación era perseguir la defraudación masiva de fluido eléctrico tras las quejas de los vecinos de un conocido barrio de Guadix por los numerosos cortes de electricidad que vienen sufriendo, y perseguir el cultivo ilegal de cannabis sativa que normalmente va de la mano con los enganches ilegales a la red eléctrica.

Por este motivo la Guardia Civil puso a disposición de la empresa de electricidad un dispositivo para que sus técnicos pudieran localizar y retirar los enganches ilegales que provocan estos cortes de luz en ese barrio accitano.

Los agentes de la Guardia Civil acudieron el pasado día 12 de noviembre con operarios de la compañía eléctrica a dicho barrio de Guadix, registraron nueve viviendas y en cuatro de ellas encontraron cuatro centros de producción de marihuana en los que se intervinieron todo el aparataje necesario para el cultivo intensivo de cannabis y 179, 147, 89 y 150 plantas de cannabis sativa respectivamente en avanzado estado de crecimiento.

Los técnicos de la compañía Endesa que cooperaban con la Guardia Civil en el dispositivo encontraron y certificaron seis dobles acometidas ilegales a la red eléctrica.

Esta actuación se incardina en la operación Miller, una operación que está desarrollando la Guardia Civil a nivel nacional contra el cultivo ilegal de marihuana.