La Azucarera: el edificio que Guadix recupera como puerta del Geoparque

Los muros que la componen cuentan con más de un siglo de historia y han tenido distintas utilidades a lo largo de los años

SANDRA MARTÍNEZ

Definida por numerosos expertos de la historia de la arquitectura como «una bellísima ruina», los muros que componen la antigua fábrica de azúcar de Guadix no pasan desapercibidos para los accitanos, quienes en más de una ocasión se han preguntado si sus instalaciones seguirían año tras año abandonadas e inservibles. Sin embargo, el pasado 22 de diciembre, como si un premio de la lotería de Navidad se tratase, el equipo de gobierno actual de la ciudad de Guadix anunció que, por fin, el lugar tendrá una utilidad y se convertirá en una de las entradas de la comarca al Geoparque.

La fábrica de azúcar San Torcuato de Guadix, fundada en 1900, se ubica junto a la estación del ferrocarril, por la vinculación de esta industria con el modo de transporte que propició su desarrollo. Su fundación partió de la iniciativa de los terratenientes accitanos junto a otros inversores de la capital, lo que dio lugar a que se creara la sociedad de la fábrica Azucarera de San Torcuato. Esta se inauguró el 16 de julio de 1901 y cerró en 1915. Sin embargo, aunque deterioradas, sus instalaciones han permanecido más de un siglo en pie.

Evolución de la empresa

En 1904 la empresa se disolvió y se integró en la Sociedad General Azucarera de España. La existencia de una superproducción provocó el cierre sucesivo de varias fábricas de la SGAE, tocándole el turno a San Torcuato en 1915. Durante los años de la posguerra, el edificio siguió funcionando como cárcel y, posteriormente, se construyó sobre el solar de la plaza de las piedras de cal, el secadero de pulpa. En esos años, cuando el problema de la vivienda arreciaba España, el ayuntamiento del municipio solicitó la posibilidad de arrendar un pabellón deshabitado del edificio para hospedar a algunos maestros de la localidad; sin embargo, esa realidad nunca se materializó.

En la década de los 60, existió alguna posibilidad de venta y es entonces cuando se produjeron las primeras ofertas de compra sobre los terrenos y la fábrica. El deterioro de esta era evidente, pues en un plano del año 1974 se indica que la zona meridional estaba prácticamente destrozada. Posteriormente, parte del terreno fue vendido. Curiosamente, fue también utilizada durante el rodaje del western de Sergio Leone en 1971. En torno a los años ochenta y noventa, la Sociedad General mantuvo la fábrica casi en su integridad, pero siguió deteriorándose y, en la actualidad, solo una parte de la antigua Azucarera es utilizada como oficinas del Grupo de Desarrollo Rural de Guadix, el resto del edificio se encuentran en proceso de rehabilitación.

Proceso para su recuperación

Aunque a principios del siglo XX, parecía que la fábrica había quedado abandonada y olvidada en Guadix, en 2008, dos estudiantes de la Escuela de Arquitectura de Sevilla propusieron que parte de sus instalaciones se convirtieran en un museo del azúcar y un campus de verano, algo que no trascendió a pesar de la afirmación de ser «asequible» por falta de presupuesto.

Durante la alcaldía de Santiago Pérez López (PP), en 2009, se pretendió la ubicación de un Parador Nacional en sus instalaciones, por lo que el primer edil mostró la disponibilidad de la ciudad para acoger en el futuro el Parador Nacional, lo que supuso una disputa con la oposición (PSOE) que defendía la propuesta del principio de instalarlos en el Palacio de Peñaflor. Sin embargo, aunque esta iniciativa tuvo una gran acogida, finalmente tampoco llegó a ejecutarse por la falta de presupuesto.

Frente a ello, finalmente se ha conseguido una ejecución que aporta una solución definitiva a la recuperación de la antigua fábrica. Para ello, el equipo de gobierno actual va a llevar a cabo una rehabilitación arquitectónica de una de las naves del edificio para lo que se ha asignado 300.000 euros, procedentes de los Planes de Sostenibilidad Turística, donde se instalaría un Centro de Interpretación de lo que es el Geoparque y que mostraría la importancia de esto para la comarca. «Lo que queremos es mostrar lo que este supone desde el punto de vista geológico y hacer ver que Guadix puede ser una de esas entradas principales», explicó el alcalde accitano, Jesús Lorente.