Un misterioso objeto impacta contra una vivienda en Cogollos de Guadix

Agujero que dejó el impacto del extraño objeto volador en el tejado de una casa deshabitada en Cogollos de Guadix./J. J. Pérez
Agujero que dejó el impacto del extraño objeto volador en el tejado de una casa deshabitada en Cogollos de Guadix. / J. J. Pérez

Los vecinos aseguran haber visto hasta tres luces, que atribuyen a un supuesto meteorito

JESÚS JAVIER PÉREZGuadix

Los vecinos de Cogollos de Guadix fueron testigos la tarde del pasado domingo de la caída de tres misteriosos objetos desde el cielo. Eran poco después de las siete de la tarde cuando tres luces surcaron el cielo a gran velocidad, según quienes presenciaron el inusual acontecimiento. Las luces terminaron impactando en distintas zonas del pueblo. Uno de esos objetos destrozó el tejado de una vivienda deshabitada y los dos restantes cayeron en ramblas cercanas al municipio. Según otros testigos se produjo «como una especie de lluvia de meteoritos».

De momento no se ha determinado la naturaleza de los objetos que podrían haber caído. El alcalde de la localidad, Eduardo Martos (PP), espera que a lo largo de este martes se pueda contactar con expertos de la Universidad de Granada para que puedan especificar la naturaleza.

El objeto que impactó en el centro de la localidad dejó un agujero de dimensiones considerables, como de unos dos metros de diámetro, en el tejado de la vivienda. El inmueble está situado en la calle Granada, junto a la escuelas. Los que visitaron el lugar no pudieron ver el objeto que había causado el destrozo, al quedar atrapado en la cámara situada entre el tejado y el techo. El presunto meteorito habría quedado bajo los escombros provocados por el supuesto aerolito. El alcalde espera poder acceder también a lo largo del día de hoy a la vivienda.

Las luces en el cielo del pasado domingo y la caída de los tres objetos fue el tema de conversación durante todo el día en el municipio. Todo el mundo coincidía en destacar el riesgo para la población que pudo suponer «la lluvia de meteoritos». No obstante, la población espera que no se repita un hecho tan poco frecuente; al menos en sus cielos.