El camino Llano de Fonelas, recién asfaltado. / Sandra Martínez

Darro mejora sus caminos rurales y beneficia a unos 800 agricultores

El Ayuntamiento del municipio arregla y asfalta el camino Llano de Fonelas, tras dos años de peticiones por parte de los afectados

SANDRA MARTÍNEZ Darro

Darro impulsa la mejora de los caminos rurales del municipio con el objetivo de beneficiar a los agricultores de la zona, cerca de 800 personas que se dedican al campo o combinan esta actividad con otros oficios. Su alcalde, Manuel Gómez, explicó que la mejora del terreno del Llano de Fonelas «ha sido significativa», ya que se ha realizado un asfaltado de los espacios que anteriormente estaban llenos de tierra, de baches y de hoyos, así como que esta iniciativa se venía planteando por el ayuntamiento desde hacía un par de años. «Es una mejora importante que los agricultores venían tiempo demandando para su comodidad y para su facilidad en el acceso», señaló. Además, estos dan también accesos a otros municipios, a las bodegas El Anchurón y un invernadero.

Valeriano Martínez, uno de los agricultores de Darro, indicó que este cambio se aprecia en el paso de los coches, pero, sobre todo, en tractores y otra maquinaria. «No es lo mismo ir por tierra con hondonadas que sobre un espacio asfaltado. Sobre todo, por los saltos que sufren las máquinas cuando el terreno no es adecuado. Los grandes beneficiados somos los agricultores, porque tenemos que pasar por esos lugares cada día. Llevábamos años insistiendo en la reforma de estos caminos rurales», añadió.

Asimismo, aseguró que la dificultad en el acceso aumentaba cuando llovía porque se formaban grandes charcos y cúmulos de barro en los caminos. «Esta reforma era más que necesaria y ha marcado un antes y un después en nuestra situación. Perjudicaba enormemente la entrada a las fincas», afirmó.

En un pueblo donde cerca de la mitad de la población, casi 700 personas, se dedica a la agricultura, la satisfacción por el arreglo de estos caminos es algo generalizado. «Estamos encantados, ahora tardamos mucho menos en llegar a las fincas por el asfaltado del terreno que se ha producido», expresó Juan, quien compagina su labor de agricultor con la dirección de uno de los bares del pueblo. «Antes, era una zona complicada de pasar por los huecos que había en la tierra. Ahora, incluso hay gente que va andando o pasea por allí», añadió.

La reforma realizada ha consistido en asfaltado del terreno y el desarrollo de unos surcos en la parte lateral de la vía para evitar la concentración del agua cuando llueve y que ocasionaba grandes charcos.

Temas

Darro