Extra

Un vecino de Barcelona se ahoga en una pantaneta de Cogollos de Guadix

La pareja indica por donde le perdió la pista. Un buzo sacó el cadáver./TORCUATO FANDILA
La pareja indica por donde le perdió la pista. Un buzo sacó el cadáver. / TORCUATO FANDILA

La infortunada víctima, de 39 años de edad, se había desplazado hasta el 'lago' artificial en compañía de su pareja, una mujer que tenía familia en Jérez del Marquesado

J. J. PÉREZ GUADIX.

Un vecino de la localidad barcelonesa de Moncada y Reixach murió ayer ahogado cuando se bañaba en una pantaneta de Cogollos de Guadix. La infortunada víctima, de 39 años de edad, se había desplazado hasta el 'lago' artificial en compañía de su pareja, una mujer que tenía familia en Jérez del Marquesado, pueblo en el que estaban pasando unos días de vacaciones, según pudo saber IDEAL.

Al parecer, no era la primera vez que tanto el fallecido como su compañera se bañaban en la pantaneta de Cogollos de Guadix, pero ayer algo fue mal y el hombre no pudo salir del agua.

Fue su pareja quien, sobre las nueve y media de la mañana de este pasado domingo, llamó al teléfono de emergencias 112 para alertar de que había perdido de vista a su compañero cuando ambos se encontraban sumergidos en el agua. La víctima y la mujer estaban cruzando a nado la pantaneta y, en un momento dado, él comenzó a sentirse mal e intentó regresar a la orilla de la que habían partido, pero no lo consiguió. De inmediato, su pareja dio aviso a los servicios de urgencia.

Nada más recibir la llamada, el centro coordinador del 112 activó a los Bomberos de Guadix, a la Guardia Civil, que, a su vez, reclamó la presencia del Grupo de Actividades Subacuáticas (Geas) del instituto armado. También se alertó a efectivos de Infoca, a la Policía Local, la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias.

Finalmente, fueron los agentes del Geas de la Guardia Civil, que tuvieron que desplazarse hasta Cogollos de Guadix desde Almería, los que rescataron el cuerpo del infortunado veraneante. Eso ocurrió pasadas las dos de la tarde de ayer.

La pareja del fallecido, que se encontraba en el lugar de los hechos, colaboró con los submarinistas.

En el rescate del cadáver tuvo un papel destacado Yara, la perra adiestrada de los bomberos de Guadix. En este sentido, el animal marcó un punto que coincidió con el sitio en el que se encontró definitivamente el cuerpo.

Según pudo saber este periódico, el fallecido y su pareja residían en la localidad de Moncada y Reixach, en la provincia de Barcelona, si bien se encontraban en casa de la abuela de ella, en el pueblo de Jérez del Marquesado.

La pantaneta de Cogollos de Guadix es un lugar frecuentado por vecinos de la zona y visitantes para el baño recreativo y también para el entrenamiento deportivo, fundamentalmente por triatletas de la zona. La zona de agua no es muy extensa ni presenta demasiada profundidad, por lo que es un lugar tranquilo y de fácil acceso para este tipo de actividades.

No era la primera vez que el fallecido y su pareja acudían a nadar en esta pantaneta, ya habían acudido en ocasiones anteriores en las últimas semanas, según la información recabada por IDEAL.

Ayer estaban cruzando a nado la laguna artificial, cuando él sintió molestias por lo que decidió volver a la orilla. No lo consiguió.

Contenido Patrocinado

Fotos