Sandra Pastrana y López Carreño, suma de talento en Guadix

Sandra Pastrana en el escenario del Mira de Amescua. /ENRIQUE GÓMEZ
Sandra Pastrana en el escenario del Mira de Amescua. / ENRIQUE GÓMEZ

El ciclo clásico de la ciudad accitana continuó con una brillante gala en el Mira de Amescua con ópera y zarzuela

Jesús Javier Pérez
JESÚS JAVIER PÉREZGuadix

La Guadix Clásica regresó a su ciudad anoche y lo hizo con una suma de talento granadino. Los dos sumandos de la ecuación musical eran la soprano granadina Sandra Pastrana y el director Ángel López Carreño, al frente de la Banda Sinfónica Municipal de Almería. El escenario del Mira de Amescua fue, por tanto, nuevamente el punto de encuentro para intérpretes granadinos que triunfan allá donde van y que el ciclo musical accitano reclama para el disfrute del público local. Precisamente, López Carreño, alababa esta característica cuidada por el director del Festival, Ricardo Espigares.

Bajo el título 'Voz y Pasión', el ciclo accitano continuó con un repertorio de obras de zarzuela y ópera muy ajustadas al gusto y a las características de la soprano Sandra Pastrana. El protagonismo de la soprano granadina fue una constante de la velada, a excepción de tres piezas instrumentales reservadas a la Banda Sinfónica de Almería: el preludio de 'La Torre del Oro' (Gerónimo Giménez), 'Danza de las Horas' (Ponchielli) y el preludio de 'El Tambor de Granaderos' (Chapí). El concierto tenía también un significado especial para el director, quien se despedía de la dirección de la formación almeriense.

Complicidad

La complicidad artística entre Carreño y Pastrana arranca de años atrás y quedó de manifiesto para el público de la Guadix Clásica. Fue un delicado paseo lírico de la mano de pasajes de ópera en italiano, alemán o francés (Ambroise Thomas, Johann Strauss II, Luigi Arditi) junto con escogidas piezas del repertorio de la Zarzuela española (Sorozábal, Chapí o Pablo Luna). Fue, precisamente una reivindicación del género español que en la voz de la intérprete pudo mirar cara a cara y sin complejos al repertorio operístico.

Sandra Pastrana defendió una selección musical en el que los asistentes se pudieron identificar con ritmos y melodías. La cualidad de la soprano es hacer familiares estas piezas, unas más conocidas y otras menos. Aunque rigurosa en su técnica, aporta a cada partitura un matiz personal, personalísimo, que hace que cada número se escuche como algo novedoso y recién estrenado en su voz.

Este concierto se planteaba además como la antesala de la Masterclass de canto 'Técnica de interpretación del Género Lírico' que correrá a cargo de la propia Sandra Pastrana y que se desarrollará durante las jornadas de hoy y mañana en Guadix. Su presencia era aprovechada por la intérprete para tener un reencuentro con su público más cercano en un calendario que está repleto de actuaciones internacionales y de nuevas grabaciones.

Próximo concierto

La Guadix Clásica continuará el 7 de julio con un espectáculo del joven guitarrista Pablo Giménez que propone un recorrido musical 'De Guadix a Buenos Aires'. También en el Teatro Mira de Amescua a partir de las nueve de la tarde, en este caso con un precio de entrada de siete euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos