El nuevo obispo ya ha visitado los ayuntamientos de Guadix, Baza y Huéscar

El alcalde de Baza junto al Mons. Orozco. /IDEAL GUADIX
El alcalde de Baza junto al Mons. Orozco. / IDEAL GUADIX

Con el arciprestazgo del Fardes-Montes, el nuevo obispo de Guadix ha conocido ya a todos sus curas

ANTONIO GÓMEZ

Solo han pasado unos días desde su ordenación y, poco a poco, el nuevo obispo de Guadix, Mons. Francisco Jesús Orozco, va conociendo las parroquias y los pueblos y ciudades de su diócesis. Una muestra de ese interés por conocer la diócesis que se le ha encomendado es que, en menos de una semana, el prelado ya ha visitado a los alcaldes de las tres localidades más grandes de la diócesis: Guadix, Baza y Huéscar. Con estas visitas, ha querido agradecer, además, que estos alcaldes o representantes de la corporación asistieran a su ordenación y toma de posesión de la diócesis accitana, el pasado 22 de diciembre, en la catedral.

El primer alcalde al que saludó el nuevo obispo fue el de Huéscar, José García Giralte, aprovechando que viajó hasta esa localidad para tener su primer encuentro con los sacerdotes del arciprestazgo de La Sagra-Huéscar. Fue el miércoles 26 de diciembre y, antes de la reunión, pudo saludar al alcalde.

Un día después, pudo saludar al alcalde de la ciudad de Baza, José Fernández, también antes de que el obispo se reuniera con los sacerdotes de ese arciprestazgo. Fue una visita de cortesía, que le sirvió al nuevo obispo para agradecer al alcalde bastetano su asistencia a la ordenación. También agradeció esa asistencia, al día siguiente, a la alcaldesa de Guadix, Inmaculada Olea, a la que visitó el viernes 28 de diciembre. El obispo le agradeció, también, las actuaciones del ayuntamiento para facilitar la ordenación del nuevo obispo, tanto en materia de seguridad, ordenación del tráfico, atención sanitaria y movilidad de las más de dos mil personas que asistieron a la celebración.

En solo tres días, el obispo ya ha visitado las tres localidades más importantes de la diócesis, y a sus respectivos alcaldes. Estas han sido solo unas primeras visitas de cortesía que se completarán, a buen seguro, con otras más amplias y detenidas y que permitirán a Mons. Francisco Jesús Orozco conocer en profundidad la que, desde el pasado 22 de diciembre, es u diócesis.

Encuentros con los curas de la diócesis

Mons. Francisco Jesús Orozco se ordenó el sábado 22 de diciembre y al día siguiente de la fiesta de Navidad, el 26 de diciembre, comenzó a visitar los arciprestazgos de la diócesis para conocer de cerca a los curas que se le han encomendado. Ha mantenido encuentros con todos los arciprestazgos, en los que los curas le han hablado de sus parroquias, de la labor pastoral que realizan y de las expectativas que tienen con esta nueva etapa que se abre para la diócesis de Guadix.

Por su parte, el nuevo obispo ha mostrado su interés por conocer los pueblos y parroquias de la diócesis, sus dificultades y, sobre todo, cómo es la vida en esas parroquias.

El último arciprestazgo visitado ha sido el de El Fardes-Los Montes. Los sacerdotes recibieron al obispo en Purullena y allí pasaron toda la mañana hablando con él de sus parroquias. Fue un encuentro agradable, distendido y que sirvió, también, para que los sacerdotes conocieran a su nuevo obispo.

Un día antes, Mons. Francisco Jesús Orozco se había reunido con los arciprestazgos de Guadix y de Baza, uno por la mañana y otro por la tarde. Y antes, el miércoles 26 de diciembre, lo hizo con los arciprestazgos de Huéscar, por la mañana, y del Marquesado, por la tarde.

En solo tres días, el nuevo obispo ha visitado a los curas que están en activo, ha hablado con ellos y ha podido conocer, más de cerca, las parroquias de su diócesis.

Y antes de terminar el año, el nuevo obispo visitó a los sacerdotes mayores, ya jubilados, que se encuentran fuera de la diócesis. Así, se reunió en Granada con el grupo de curas mayores que residen en la capital. El encuentro tuvo lugar en la residencia sacerdotal Virgen de Gracia, donde se encuentran viviendo dos sacerdotes: el más mayor de los que hay en Granada, José Gómez, que se jubiló siendo párroco de Alcudia de Guadix; y Evaristo Moreno, que ha ejercido su ministerio pastoral en Granada.

Hasta la residencia se desplazó el sacerdote Salvador Olivares, que se jubiló siendo párroco de San Juan, en Baza. Acompañó al obispo el sacerdote José Manuel Suárez, que es delegado del clero. En palabras del mismo obispo, «les he llevado el cariño de la diócesis de Guadix, por Navidad».

 

Fotos

Vídeos