Carlos Clementson ofrece una lectura poética en el Aula Abentofail del mes de abril

  • Carlos Clementson ofrece una lectura poética en el Aula Abentofail del mes de abril

  • La sesión tendrá lugar el próximo día 28 a las ocho de la tarde en el Palacio Visconti

El Aula Abentofail de Poesía y Pensamiento que dirige el escritor Antonio Enrique y que se coordina desde la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Guadix contará en su sesión de abril con la participación de Carlos Clementson, un autor que, tal y como se destaca en el programa de mano del Aula, “como poeta, optó siempre por una poesía culta, sensual y rica”. Su intervención constituirá la sesión número 130 de esta gran cita con la cultura que es todo un referente en el mundo de las letras.

La cita es, como siempre, el último viernes del mes (en esta ocasión el viernes 28 de abril) a las ocho de la tarde en el Palacio Visconti. El acceso es libre para todo el que desee asistir. Y, como es habitual en las sesiones del Aula, habrá ocasión de dialogar con el autor y con el director del Aula una vez finalizada la lectura poética.

Más datos sobre Carlos Clementson

Nacido en Córdoba en 1944, de padre murciano con ascendencia inglesa y madre villarense. Estudió bachillerato en el colegio Cervantes de su ciudad natal. En 1968 se licenció en Filología Románica por la Universidad de Murcia con una tesina sobre El cementerio marino de Paul Valèry, comenzando su actividad docente universitaria como profesor de Estilística Francesa, y doctorándose años más tarde con una tesis sobre La revista Cántico y sus poetas, trabajo pionero sobre tan relevante y decisivo grupo poético de posguerra.

Desde 1973 impartió la enseñanza de Literatura Española en la Facultad de Filosofía y Letras de Córdoba, así como de Lengua y Literatura Catalanas en tanto que profesor titular desde 1986, hasta recientemente su jubilación. Poeta, ensayista, traductor y antólogo.

Como poeta, optó siempre por una poesía culta, sensual y rica. Comenzó su trayectoria con Canto de la afirmación (1974), al que siguieron Los argonautas (1975), Del mar y otros caminos (1979), El fervor y la ceniza (1982), Oda y cosmología para Pablo Neruda (1993), Los templos serenos (1994), Archipiélagos (1995), Laus Bética (1996), El color y la forma (1996), Región luciente (1997), La selva oscura (2002), Non omnis moriar (2006) y Córdoba, ciudad de destino (2013), poemarios a los que hay que añadir las antologías Las olas y los años (1986) y Figuras y mitos (2003), así como el estudio y antología sobre su obra poética a cargo de Francisco Díaz de Revenga en 1990.

Como ensayista destacan libros como Ricardo Molina, perfil de un poeta (1985) y Córdoba vista por sus pintores (1995), mientras que, como antólogo, Cisne andaluz, nueva antología poética en honor de Góngora (2012), a la que hay que sumar una larga serie de las mismas (bajo el pseudónimo de Carlos Beck): Medina Azahara, sueño de al-Ándalus (1998), Mezquita de Occidente (1999), Guadalquivir, rey de Andalucía (2001), Ciudades españolas patrimonio del hombre (2003), etc.

Pero es al capítulo de la traducción al que ha dedicado más empeño y tiempo: Alma mina gentil, antología general de la poesía portuguesa (2010), Esta luz de Sinera, antología general de la poesía catalana (2012), Sinfonía atlántica, antología general de la poesía gallega (2013) y Las rosas de la vida, antología general de la poesía francesa (2014), así como innumerables textos de autores occidentales tales que Pierre Ronsard y Joachim Du Bellay, Carles Riba, Sophia de Mello, Kathleen Raine, y otros muchos poetas franceses e ingleses, italianos y catalanes.

Miembro correspondiente de la Real Academia de Córdoba y la de Alfonso X el Sabio de Murcia, fue socio fundador del Ateneo de Córdoba y participó en la creación del aula Juan Bernier de poesía, entre sus múltiples actividades e iniciativas en pro de la difusión de la cultura.