El arco de Correos ya muestra su nueva imagen

El reloj que se ha instalado en el hueco dejado por el escudo.
El reloj que se ha instalado en el hueco dejado por el escudo. / IDEAL GUADIX
  • La colocación de un reloj culmina el proceso de retirada del escudo franquista de la Plaza de la Constitución

Desde la mañana de este jueves 2 de febrero un reloj sustituye al escudo franquista que todavía se conservaba en la Plaza de la Constitución de Guadix, culminando así el proceso de retirada de este símbolo con el que se da cumplimiento a la moción aprobada en pleno para la retirada de símbolos franquistas y a la Ley de Memoria Histórica.

El escudo se encontraba dentro de la delimitación de Bien de Interés Cultural, con tipología de Conjunto Histórico, lo que ha hecho precisa la pertinente autorización de Cultura para realizar todo este proceso. La autorización se tiene desde hace varios meses y en ella se determina que el escudo no tiene valor patrimonial.

Era intención del Ayuntamiento guardar el escudo, documentarlo y exponerlo en el Museo de la Ciudad una vez éste se abra al público, “aunque finalmente ha sido imposible sacarlo de una pieza, que era lo deseable, debido al material del que estaba hecho, tipo arenisca, y a que estaba totalmente pegado”, tal y como indica el concejal de Urbanismo, Iván López Ariza.

En el lugar del escudo se ha colocado ya un reloj. Previamente se ha tenido que alcanzar con Correos un acuerdo que permitiera acceder a la pared trasera de ese espacio, de su propiedad, para colocar la maquinaria del reloj.

Esta acción se enmarca en el cumplimiento de la moción aprobada en pleno para la retirada de símbolos franquistas en el municipio de Guadix. La solicitud presentada ante Cultura para solicitar la pertinente autorización estuvo acompañada de un completo expediente en el que se incluía un informe que concluía con la procedencia de la retirada del citado escudo y que fue elaborado por Rafael Gil Bracero, profesor titular de la Universidad de Granada (Departamento de Historia Contemporánea).

El citado informe consta de 39 páginas que incluyen imágenes y una completa argumentación histórica en la que se analizan los significados heráldicos del escudo y que, según se concluye en la investigación, procede a ser retirado en virtud de lo acordado en la moción. Además del informe, el Ayuntamiento adjuntaba el acuerdo de pleno referente a la retirada de placas y símbolos del franquismo aprobado el 24 de julio de 2015. Así como un plano de emplazamiento y diferentes fotografías.

La autorización previa de Cultura era indispensable, puesto que el escudo está emplazado dentro de la delimitación de Bien de Interés Cultural, con tipología de Conjunto Histórico. Y conforme a lo dispuesto por la ley de Patrimonio Histórico de Andalucía y el artículo por el que se aprueba el Reglamento de Protección y Fomento del Patrimonio Histórico de Andalucía, era imprescindible esta autorización previa y la resolución de la consejería de Cultura con carácter vinculante.

La moción fue aprobada por el pleno de la corporación celebrado con fecha 24 de julio de 2015 y acordaba iniciar la retirada de todas las placas conmemorativas del franquismo, símbolos falangistas o franquistas, así como referencias a la Guerra Civil que haya en lugares públicos. Se solicitaba también a la Dirección de Memoria Histórica de Andalucía el señalamiento como lugar de Memoria Histórica y su inclusión en el catálogo de Lugares de Memoria Histórica de Andalucía el cementerio (usado como paredón y fosa común) y la Azucarera (lugar de detención y torturas), un proceso que sigue avanzando.