Permanece detenido el kamikaze que embistió a la Guardia Civil en la A-92 en Guadix

  • La Benemérita le ha tomado declaración antes de ser trasladado este lunes a los juzgados, donde será puesto a disposición judicial

El varón de 40 años y nacionalidad senegalesa que fue detenido este sábado por efectivos de la Guardia Civil en la A-92 a su paso por la localidad granadina de Guadix tras conducir cerca de 40 kilómetros en sentido contrario, permanece detenido tras prestar declaración ante la Benmérita. Aunque en un primer momento la propia Guardia Civil informó de que el conductor había quedado en libertad, horas más tarde ha rectificado su información confirmando a este periódico que el detenido permanece en los calabozos a la espera de ser puesto a disposición judicial.

Está previsto que este lunes sea examinado por expertos forenses que valorarán su estado de salud mental. De este informe dependerá la decisión del juzgado, que será quien decida si traslada al detenido a prisión provisional, a un centro psiquiátrico o bien es puesto en libertad. Al kamikaze se le atribulle un presunto delito contra la seguridad vial

Cabe recordar que fue en el municipio almeriense de Abla donde se inició una persecución cuando el detenido hacía "caso omiso" de las órdenes de detenerse por efectivos de la Guardia Civil al conducir "de manera 'kamikaze'" por sentido contrario y dada la "reiterada evasión" a los intentos de la Benémerita por que el conductor detuviera el vehículo, en el kilómetro 295 de la A-92 a la altura de Guadix se procedió a cortar la circulación y a crear una barrera con la que finalmente el 'kamikaze' colisionó.

Asimismo, desde el perfil de Twitter de la Guardia Civil indicaron que este incidente no tiene "vinculación alguna con un acto terrorista", ya que el conductor parece "sufrir problemas mentales".

Por su parte, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, agradeció, en la misma red social, la labor de los agentes que provocaron el alto al conductor "suicida" y evitaron "una tragedia".