El 112 recomienda mantener una distancia prudencial con las carrozas

  • Evitar riesgos es posible si se observan algunas pautas de autoprotección como no subirse a rejas o farolas o permanecer detrás de las vallas de seguridad durante el recorrido

El servicio Emergencias 112 Andalucía ofrece algunos consejos y pautas de autoprotección para disfrutar de forma segura y sin sobresaltos de las cabalgatas de Reyes y pasacalles que tendrán lugar en las distintas poblaciones y barrios andaluces durante los días 5 y 6 de enero.

El 112 recuerda que en situaciones de grandes concentraciones como las que congregan la llegada de los Reyes Magos hay que vigilar activamente a los más pequeños. En estos casos, deben situarse detrás de las vallas delimitadoras del recorrido, permaner en las aceras y siempre a una distancia prudencial de las carrozas para evitar que puedan colocarse debajo de las mismas para recoger regalos y caramelos.

La elección de lugar para ver el paso del cortejo también puede ayudar a evitar incidentes, los mejores espacios son las zonas con calles y aceras más amplias; mientras que las calles más estrechas dificultan tanto el paso como la entrada y salida en caso de emergencia.

Antes de llegar o una vez en el lugar, es buena idea acordar con la familia y los amigos un punto de encuentro en caso de pérdida, así como que los menores lleven pulseras con el nombre y apellido de sus tutores y un teléfono de contacto por si se perdieran o desorientaran durante la celebración. Explicarles cómo actuar pidiendo ayuda a la Policía en el lugar o a otras familias con adultos puede facilitar su localización temprana.

Además de situarse en las zonas habilitadas para disfrutar de la celebración es muy importante no obstaculizar las zonas de paso ni las vías de evacuación previstas por los servicios de emergencia. Mantener una conducta cívica evitando empujones ayuda a evitar altercados o accidentes. Respetar a las personas que portan carritos con niños pequeños o a mayores en sillitas de ruedas o con movilidad reducida facilitando su tránsito evita taponamientos e incidencias.

Para eludir caídas o molestias a terceros hay que permanecer siempre pisando el suelo por lo que nadie debe subirse a rejas, muros, barandillas, farolas, contenedores o a cualquier otro elemento del que una persona se pueda precipitar y sufrir un traumatismo.

Cuando termine el paso de las carrozas se debe abandonar el lugar de forma ordenada, sin correr, ni gritar y evitando toda alarma que produzca miedo o inseguridad entre los asistentes.

Por último, si pese a todo, alguien sufriera una emergencia se aconseja mantener la calma, hacer espacio a la persona o personas heridas, llamar al 112 y responder a las preguntas que realice el especialista. Posteriormente se facilitará la entrada de los servicios de emergencia para que puedan prestar la ayuda que se necesite.

Temas