Serrano Gámez cerrará en Guadix

  • Tenía cuatro meses desde mediados de septiembre para renegociar su deuda y lo ha conseguido, pero con muchos 'daños colaterales'. Hierros Serrano Gámez firmó el pasado viernes escritura pública en la que se recoge que la sociedad y sus acreedores han alcanzado un acuerdo, «lo que evitará que la firma tenga que solicitar concurso voluntario», tal y como se indica en un comunicado remitido por sus servicios jurídicos.

La compañía 'salva sus naves' en Jaén, donde tiene su sede social, pero sí cerrará instalaciones en otras provincias como Granada. Ello supone el desmantelamiento de su almacén en Guadix.

«Previo al mismo -prosigue la nota-, Hierros Serrano Gámez hubo de someter un plan de viabilidad a un experto independiente nombrado por el Registro Mercantil de Jaén, que ha emitido un informe favorable al mismo y que justifica la continuidad de la compañía, con el mantenimiento de la actividad inmobiliaria».