Música y paisaje se funden en una velada mágica

La música del piano y el flamenco se fundieron con el paiisaje. /IDEAL GUADIX
La música del piano y el flamenco se fundieron con el paiisaje. / IDEAL GUADIX

Alfonso Aroca ofrece en el barrio de las Cuevas de Guadix el concierto 'Orilla del Mundo'

Jesús Javier Pérez
JESÚS JAVIER PÉREZGuadix

El maravilloso entorno de las cuevas de Guadix volvió a convertirse este sábado en escenario de un inolvidable concierto en el que música y paisaje se fundieron para hacer de la velada un momento mágico. Se trata de la segunda vez que la propuesta «Flamenco y territorio» elige ese escenario para un concierto (la otra de las tres citas que lleva este ciclo tuvo lugar en el paraje conocido como el fin del mundo). Y de nuevo la iniciativa conquistó al público asistente con un maravilloso concierto de piano y flamenco que en este caso corrió a cargo de Alfonso Aroca.

Guadix y su entorno natural constituyen en sí mismos un escenario único. Y la propuesta «Flamenco y territorio» pretende poner en valor ese enorme potencial de un territorio que, además, pertenece al Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada. La iniciativa nació el año pasado con una actuación que tuvo lugar también en este incomparable marco del barrio de las Cuevas de Guadix y tuvo continuidad este verano con un nuevo concierto en el paraje conocido como el fin del mundo. La de este sábado, como las dos citas anteriores, volvió a repetir el éxito que va aparejado a esta propuesta que tiene vocación de continuidad. Organizada por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Guadix que representa Beatriz Postigo Hidalgo, se incluye en el circuito provincial es.flamenco de la Diputación de Granada.

Alfonso Aroca llegaba a Guadix este sábado después de haber actuado este verano en festivales de Francia, Holanda y diferentes puntos de España. Pianista, compositor, arreglista y profesor nacido en Mengíbar, Jaén (1981) y criado en Córdoba (España), proponía un repertorio en el que reflexiona sobre la idea de «una tierra de paso, de mar, de encuentros y desencuentros, una tierra que haya sido capaz de crear el germen de algo valiosísimo a base de mixtura». Según explica en su web (www.alfonsoaroca.com) «la orilla a la que llega toda la cultura de Oriente y Occidente es la misma orilla de la que parte una forma de vida y un arte centenario, que se extiende hoy día por casi todo el planeta». La composición de los temas que presentó este sábado en Guadix la hizo al descubrir que él también provenía de esa orilla y al sentir la necesidad de dejar huella sonora de lo que es.

 

Fotos

Vídeos