Las inundaciones del teatro romano presentes en la XV Reunión Nacional de Geomorfología

La comunicación de Andrés Díez Herrero durante el desarrollo del encuentro. /IDEAL GUADIX
La comunicación de Andrés Díez Herrero durante el desarrollo del encuentro. / IDEAL GUADIX

Los procesos sufridos por el yacimiento arqueológico despiertan el interés de la comunidad científica

Jesús Javier Pérez
JESÚS JAVIER PÉREZGuadix

El Teatro Romano Acci de Guadix ha estado presente en la XV Reunión Nacional de Geomorfología celebrada en Mallorca del 11 al 14 de septiembre. Allí se ha presentado con gran éxito y buena aceptación entre el público una comunicación sobre inundaciones históricas en el Teatro Romano. Y, de hecho, fruto de ese interés que el tema ha suscitado entre la comunidad científica, ya existen algunas sugerencias de participación de investigadores nacionales e internacionales interesados en colaborar en los nuevos trabajos a llevar a cabo en el yacimiento.

Esta acción se enmarca en la colaboración establecida entre el Ayuntamiento de Guadix y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) para los estudios que se llevarán a cabo durante el desarrollo del proyecto de Puesta en valor del porticus post scaenam presentado al Grupo de Desarrollo Rural de Guadix (GDR). En este contexto se ha elaborado esta comunicación a cargo de Andrés Díez Herrero, científico titular del área de riesgos geológicos del IGME, junto al geólogo del Geoparque, Francisco J. García Tortosa, profesor titular de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Jaén.

La comunicación hace un análisis de los procesos de inundación del Teatro Romano Acci. A través del estudio de los sedimentos, se han conseguido determinar al menos dos momentos de sedimentación rápida que se han interpretado como «eventos de paleoinundaciones fluviales-aluviales», una en época romana y otra medieval. Cuando se redactó este artículo no se tenía conocimiento de la fecha exacta de la primera de ellas, estimándose que se había producido entre los años 50 y 60. Pero tras las excavaciones del campo de trabajo llevado a cabo este verano en el yacimiento se puede concretar más esa fecha, puesto que sobre la sedimentación se ha encontrado un sestercio (una moneda) del emperador Nerva del año 97, lo que permite fechar esa inundación a partir de ese año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos