Guadix reivindica una mayor protección de los menores en la concentración contra la violencia de género del mes de agosto

La concentración mensual no se tomó vacaciones.
La concentración mensual no se tomó vacaciones. / IDEAL GUADIX

Como es habitual se dedicó a la lectura de varios textos que invitan a reflexionar y en esta ocasión, uno de ellos con acompañamiento musical.

Jesús Javier Pérez
JESÚS JAVIER PÉREZGuadix

Guadix no ha faltado este mes de agosto a su cita mensual contra la violencia de género y ha concentrado de nuevo a un importante número de personas ante la puerta del Ayuntamiento en un acto que, como es habitual, se dedicó a la lectura de varios textos que invitan a reflexionar. En esta ocasión, uno de ellos con acompañamiento musical.

En esta cita del mes de agosto se aprovechó para dar información detallada sobre el caso de Juana Rivas, la vecina de Maracena a la que la justicia ha condenado a la devolución de sus niños a Italia con su padre a pesar de que pesa sobre él una resolución firme por violencia machista. Para, a raíz de este caso, hacerlo extensivo a otras muchas mujeres que pasan por la misma situación y reclamar mayor protección y atención a los menores, que son los grandes olvidados en la violencia de género. También se reinvidicó al sistema judicial un mayor conocimiento y aplicación de las leyes ya existentes y del pacto de estado en materia de violencia de género.

Tal y como se recordó en las lecturas, “según los datos oficiales, 44 mujeres han sido asesinadas en este año; en investigación hay 13 casos.

También matan a menores para hacer sufrir a las madres. Veintiséis niñas y niños han sido asesinados por sus padres maltratadores mientras cumplían un régimen de visitas impuesto desde los Juzgados”. Se recordaron algunos casos concretos como el de David Oubel, que asesinó a sus dos hijas Amaia y Candela después de haber llamado a la madre de las niñas para decirle que “pensaba matarlas para vengarse de ella”. O el de la hija de Ángela González Carreño, Andrea, de tan solo 7 años, que fue asesinada por su padre maltratador mientras disfrutaba del régimen de visitas otorgado por un juzgado, a pesar de que la madre había presentado 51 denuncias comunicando las amenazas de muerte y que fueron archivadas.

Tal y como se señaló en las lecturas, “estos casos y la situación de Juana Rivas van de la mano, porque los tribunales no están defendiendo los derechos de las mujeres y a los niños, sino que ponen por encima la custodia de los padres maltratadores. El caso de Juana Rivas se ha llenado de ruido hasta el punto de dejar escapar la oportunidad de analizar qué pasa en la trastienda de los tribunales para que cueste tanto entender que un padre que agrede a una madre no es buen padre”.

Desde el Centro Municipal de Información a la Mujer (CMIM) del Ayuntamiento de Guadix se recuerda que estas concentraciones mensuales contra la violencia de género constitutyen una de las medidas de visibilización programadas con las asociaciones de mujeres de Guadix y anejos hace ya más de un año. En los últimos meses, desde el Centro Municipal de Información a la Mujer de Guadix (CMIM) y las asociaciones de mujeres accitanas se ha estado apoyando a Juana Rivas acompañándola en diferentes actos y concentraciones. De hecho, la propia Juana participó en Guadix en la concentración mensual del pasado mes de junio.

Fotos

Vídeos