Los presupuestos de 2018 naufragan

La concejala Rosi Requena en una comparecencia anterior. /IDEAL GUADIX
La concejala Rosi Requena en una comparecencia anterior. / IDEAL GUADIX

La concejala Rosi Requena protagonizó un inesperado giro de guión y hace baja en el Grupo Municipal Socialista

Jesús Javier Pérez
JESÚS JAVIER PÉREZGuadix

La concejala Rosi Requena protagonizó un inesperado giro de guión y hace baja en el Grupo Municipal Socialista

J. J. Pérez

La ciudad de Guadix corre el riesgo de quedarse por segundo año consecutivo sin presupuestos. Antes de la celebración del pleno de presupuestos, que se celebraba la tarde de este viernes, la concejala Rosi Requena, quien ostentaba hasta ahora la concejalía de Servicios Sociales, comunicó su decisión de abandonar el Grupo Municipal Socialista y su intención de no apoyar los presupuestos presentados. Con este inesperado giro de guión la votación de los presupuestos obtuvo los votos a favor de los seis concejales del Equipo de Gobierno y del concejal de Gana Guadix, la abstención del concejal de IU y los votos en contra de los siete concejales del Partido Popular, el concejal Manuel Poyatos y de la propia concejala Rosi Requena.

La situación supone para la ciudad de Guadix un nuevo ejercicio sin presupuestos municipales y la inestabilidad del propio gobierno de la ciudad que queda en minoría. La no aprobación de los presupuestos supone un año más la prórroga de los anteriores y la no inclusión de un capítulo de inversiones.

Según la alcaldesa accitana, Inma Olea, ante esta inesperado vuelco de la situación se va a seguir trabajando en la consecución de nuevos apoyos entre los demás grupos con la intención de conseguir la aprobación de los presupuestos. Inmaculada Olea resalta que esta situación pone en riesgo actuaciones tan importantes como la remodelación de la avenida Medina Olmos, la recuperación de la Alcazaba de Guadix o la intervención en el barrio Latino. Al no poder incluir un capítulo de inversiones en unos presupuestos prorrogados, el Ayuntamiento de Guadix no podría aportar la parte que corresponde a estas ayudas.

Por su parte, Requena ha argumentado su decisión a través de un comunicado. Asegura que ha tomado la decisión por la «constatación del hecho de que Guadix está gobernado por us alcaldesa desde la desidia y la indolencia». La concejala asegura que Inmaculada Olea no ha conseguido el consenso con el resto de grupos políticos ni dentro de su propio equipo. Respecto a los presupuestos que se presentaban a la sesión plenaria la concejala asegura que que no contemplaban «las partidas presupuestarias necesarias para que el área de Servicios Sociales cumpla adecuadamente los objetivos que Guadix se merece en esta materia».

No obstante, la concejal señaló que «la gota que ha colmado el vaso ha sido la decisión de la alcaldesa de proponer la entrega del área de Servicios Sociales, la que ella ostentaba hasta ahora, y de Patrimonio al grupo municipal de Gana Guadix. La concejala califica esta decisión de «un grave error político y un abandono de la defensa de una de las señas de identidad del PSOE».

En este sentido, la alcaldesa de Guadix recordó que el pacto de gobierno fue votado en una asamblea del PSOE y que obtuvo el respaldo «masivo» de los militantes con el 90% de los votos a favor. Por otro lado, la alcaldesa también señaló que el documento presentado por la concejala para renunciar a su pertenencia al Grupo Municipal Socialista no había pasado por el registro municipal.

Comunicado íntegro de la concejala

A través de este comunicado quiero trasladarles mi decisión de abandonar mi militancia en el PSOE, al igual que para trasladarles que he entregado un escrito dirigido a la Alcaldesa de Guadix comunicando mi baja en el Grupo Municipal Socialista y solicitando mi pase al Grupo Mixto.

Igualmente, quiero comunicarles las razones de mi decisión de no apoyar el proyecto de presupuestos para 2018 que ha presentado la alcaldesa al pleno municipal.

Las razones de esta decisión se fundamentan en la constatación del hecho de que Guadix está gobernado por su alcaldesa desde la desidia y la indolencia, con una enorme incapacidad de la alcaldesa de trabajar desde el diálogo interno con el equipo de gobierno para generar trabajo en equipo y cohesión de grupo, cuestión que es imprescindible para un buen funcionamiento de un equipo de Gobierno.

Por otra parte, se puede constatar que existe un importante incumplimiento del programa electoral con el que nos presentamos a las elecciones municipales en 2015 el grupo de concejales del que hasta ahora yo formaba parte, asunto al que me referiré más adelante.

Y la gota que ha colmado el vaso ha sido la decisión de la alcaldesa de proponer la entrega del área de Servicios Sociales y de Patrimonio al grupo municipal de Gana Guadix a cambio de su apoyo al presupuesto municipal de 2018.

Esta decisión es un grave error político y un abandono de la defensa de una de las señas de identidad del Partido Socialista ya que la mayor parte de los fondos destinados a cubrir las necesidades en Servicios Sociales provienen de la Junta de Andalucía que claramente es la administración que más apoya la cobertura de estas necesidades.

Hubiese entendido y apoyado un acuerdo de gobierno en el que se compartieran áreas de trabajo en materia de servicios sociales con el grupo municipal de Gana Guadix.

Pero la decisión adoptada finalmente por la alcaldesa me ha parecido una decisión profundamente equivocada porque deja en manos de otro grupo el grueso de las políticas de bienestar en una especie de dimisión de sus obligaciones como líder del PSOE de Guadix que hasta ahora se había distinguido por tener las políticas sociales entre sus prioridades.

En el área de Servicios Sociales están situadas las políticas que atienden a las personas y familias con más necesidades que son la parte más débil de nuestra sociedad. Políticas que eran señas de identidad socialistas que ahora se dejan en manos de otro grupo. Algo que es un profundo error.

Junto a eso, el propio proyecto de presupuestos que nos presenta la alcaldesa no contempla las partidas necesarias para que el área de Servicios Sociales cumpla adecuadamente los objetivos que Guadix se merece en esta materia, desatendiendo las necesidades de Guadix y haciendo caso omiso a las peticiones de las personas que trabajan en el área de Servicios Sociales también en cuestiones básicas de equipamiento y recursos necesarios para un trabajo adecuado. Cuestiones todas ellas que trasladé en su momento a la alcaldesa de Guadix y que han sido ignoradas.

En definitiva, he constatado con profundo dolor que es imposible continuar formando parte de un proyecto que se ha desnaturalizado y que muchos votantes socialistas han dejado de reconocer como propio.

Por otra parte, esos votantes y buena parte de la ciudadanía de Guadix, están constatando la indolencia de la alcaldesa ante asuntos tan relevantes como la deficiente limpieza y mantenimiento de Guadix o la ausencia de impulso a iniciativas que generen riqueza y empleo.

Guadix se muere poco a poco y frente a esto, solo hay indolencia.

En relación al incumplimiento de medidas del programa electoral se pueden citar (entre otras) las siguientes:

Las relativas a materias de transparencia aspecto en el que hay mucho que mejorar y en el que ya anuncio que haré iniciativas, o las relativas a la parálisis en la puesta en marcha de la piscina cubierta, al olvido de compromisos como la residencia de mayores o el centro para el apoyo a Pacientes de Alzheimer y familiares.

La puesta en marcha de la casa de juventud o la incapacidad de poner en marcha proyecciones periódicas de cine en Guadix.

Por no citar el incumplimiento de numerosas mociones aprobadas en Pleno casi siempre por unanimidad, que hacen que ni yo ni muchos socialistas accitanos nos podamos reconocer en lo que hoy es el PSOE de Guadix.

Lamento que Guadix haya empeorado ante esta actitud indolente y de desidia porque desgraciadamente no estamos mejor después de este periodo iniciado en 2015.

Y en aquellas cuestiones en las que se funcionaba aceptablemente como gestión del patrimonio y servicios sociales, se decide la entrega a otro grupo en una decisión que puede considerarse sin duda alguna como un acto de rendición política.

Voy a seguir trabajando por Guadix y defendiendo aquellos asuntos por los que me comprometí formando parte de la candidatura del PSOE y en concreto, el programa electoral que contribuí a elaborar como una más y por el que nos votaron muchos ciudadanos a los que tengo la obligación de respetar.

De hecho, les quiero anunciar que de manera inminente voy a registrar una moción para que se debata en el Pleno y se aprueben las modificaciones presupuestarias necesarias que permitan llevar adelante las aportaciones municipales en los proyectos de reforma de la avenida de Buenos Aires o Alcazaba aunque no haya presupuestos formalmente aprobados en 2018.

Coincido con unas declaraciones públicas del portavoz de IU en las que manifestaba que no es imprescindible que haya presupuesto de 2018 para abordar reformas como las que les acabo de citar.

Si hoy Guadix no tiene presupuesto por segundo año consecutivo es una responsabilidad exclusiva de la alcaldesa que ha sido incapaz de generar consenso interno en su propio equipo, ni consenso con el resto de grupos políticos.

De igual forma les quiero trasladar que traeré iniciativas y apoyaré aquellas otras de cualquiera de los grupos políticos del Ayuntamiento que sean beneficiosas para Guadix. Las que yo traiga en los próximos meses tendrán como objetivo el cumplimiento del programa electoral socialista que la alcaldesa de Guadix ha dejado sin cumplir.

Quiero que entiendan y respeten que no voy a añadir nada más a esta declaración en la que creo que dejo claros todos los extremos relativos a esta decisión.

Muchas gracias

Temas

Guadix

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos