El convento de clausura de la Concepción de Guadix cierra tras cuatro siglos y medio

Un grupo de monjas, nada más salir ayer del convento./T. FANDILA
Un grupo de monjas, nada más salir ayer del convento. / T. FANDILA

Las últimas monjas de la orden concepcionista se trasladan a otras casas

J. J. PÉREZGUADIX

El convento de clausura de la Concepción de Guadix cierra sus puertas después de casi cinco siglos de presencia en la localidad. El 13 de marzo se celebró la misa de despedida de la comunidad de religiosas. Hoy sábado está previsto que salgan por sus puertas las últimas monjas, que lo abandonarán con destino a otra casa de la orden religiosa.

Ayer viernes salió un grupo de religiosas con destino a la casa que la orden mantiene en Mairena del Aljarafe (Sevilla).

Poco antes de las once de la mañana de ayer, se preparó la mudanza en la puerta del convento. Unos cuantos bolsos y maletas llenaban un turismo y así se ponía, en silencio, este punto y final a esta presencia centenaria en Guadix.

Si durante cuatro siglos y medio los muros del convento han custodiado la vida interior de esta comunidad, también lo han hecho durante sus últimos días. Ha sido una marcha hermética y nada ha trascendido al exterior.

Guadix siente que ha perdido parte de su historia con esta marcha y casi sin haber recibido una explicación. En realidad, la falta de vocaciones para la clausura es la responsable de este cierre de puertas. «Son los tiempos que nos han tocado vivir», dice una voz al otro lado del teléfono en el convento de Mairena del Aljarafe, destino de las religiosas que salieron de Guadix ayer viernes. Algunas de las religiosas que han ido abandonado el convento durante estas últimas horas han tenido a este como su casa durante toda la vida. La mayoría de las religiosas que quedaban ya eran mujeres ancianas y muchas de ellas han tenido el cenobio como única casa en su vida y, sin duda, la marcha también ha sido dolorosa para ellas. «Nosotras tenemos la vida consagrada a Dios, no a unos muros», es la única explicación de esta marcha. La marcha de la orden de Guadix deja también abierta la duda sobre el futuro del inmueble del propio convento y de la iglesia, de gran valor histórico y artístico, a pesar de no estar declarado Bien de Interés Cultural, que, según ha trascendido se pone a la venta.

Patrimonio

Junto al inmueble, situado en el corazón de Guadix, también preocupa en la ciudad el patrimonio que se custodia en el interior de este edificio.

Según el historiador accitano Antonio Reyes, esta orden llegó a Guadix en 1561 gracias al donación testamentaria de Ruy Páez de Sotomayor, beneficiado de la parroquia de San Miguel, que donó las casas que tenía de su propiedad para tal efecto.

Las obras de este complejo conventual concluyeron en 1653, fecha en la que se consagró la iglesia. El 4 de julio de 1677, el monasterio padeció un terrible incendio que asoló casi por completo la iglesia, pereciendo 26 monjas. La comunidad tuvo que invertir 15 años en su reconstrucción. Tampoco se libró este monasterio de los asaltos ocurridos en la ciudad durante la Guerra de la Independencia y la Guerra Civil, que acabaron mermando su patrimonio de forma considerable.

Temas

Guadix

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos