Un testigo del accidente mortal de la A-92: «Si no llego a encontrar al acompañante habría fallecido allí también»

Un testigo del accidente mortal de la A-92: «Si no llego a encontrar al acompañante habría fallecido allí también»

Cuatro personas, entre ellas un guardia civil destinado en Almería y dos conductores de funeraria, regularon el tráfico y atendieron a las víctimas del siniestro mortal de Huéneja mientras llegaban los servicios de emergencias

ALICIA AMATE

El accidente mortal ocurrido el pasado sábado en el kilómetro 322 de la A-92, en el término municipal de Huéneja, y que costó la vida de un varón de 44 años -que falleció de inmediato- así como el ingreso en estado grave de un joven de 21 años, podría haber tenido peores consecuencias sin la intervención de varias personas que en ese preciso momento circulaban por esta vía.

Entre ellas, se encontraba J.M.P.V., guardia civil destinado en la Comandancia de Almería fuera de servicio. «Tuve que actuar», ha apuntado, reconociendo que si no lo hubieran hecho -él y «otras tres personas más»- el accidente habría sido más grave porque «es autovía y la entrada pasa de curva a recta».

Los primeros en socorrer a los implicados en el accidente «fueron dos conductores de funeraria», ha declarado, mientras que este guardia civil de Almería llegó minutos después. Los servicios de emergencias y la Guardia Civil tardaron 30 minutos en llegar a la zona, ha señalado. Durante ese tiempo, los testigos «no solo alertaron sino que ayudaron en todo momento». Hubo «mucha calidad humana», ha remarcado sobre el fatídico accidente.

Ante esta situación, comenzaron a regular el tráfico y, durante una batida por las inmediaciones, encontró «tirado en la mediana» al varón de 21 años que ahora está ingresado en la UCI del Hospital Universitario Campus de la Salud de Granada. «Nadie se percató de que hubiera un acompañante y si no lo llego a encontrar habría fallecido allí también», ha manifestado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos