La Junta apoya la declaración de zona de emergencia del área dañada por el granizo

La Junta apoya la declaración de zona de emergencia del área dañada por el granizo
  • Las producciones de melocotones y hortícolas son las principales afectadas por una tormenta que tuvo su núcleo en Benalúa

La Junta de Andalucía ha ofrecido soporte técnico y asesoramiento para valorar los daños causados en la comarca de Guadix (Granada) por una tormenta de granizo por la que se perderá la mitad de la cosecha de melocotones y hortofrutícolas y apoyará su declaración como zona de emergencia.

Lo hará a través de la Oficina Comarcal Agraria para facilitar a los afectados por una fuerte tormenta de pedrisco registrada el pasado miércoles que evalúen los daños.

El delegado de Gobierno andaluz en funciones en Granada, Juan José Martín Arcos, ha recorrido algunas de las explotaciones agrarias de Benalúa, municipio centro de la granizada, para conocer los daños provocados.

La tormenta ha dañado especialmente a los cultivos de melocotón y hortalizas cuyas superficies, en general, se han visto afectadas en más de un 50 %, según un primer informe provisional de la Oficina Comarcal Agraria (OCA).

Martín Arcos se ha reunido además con una treintena de agricultores de la zona para evaluar el impacto de la tormenta, que desde las 20:30 a las 22:00 horas descargó fuertemente en la comarca y destruyó terrenos agrícolas tanto al aire libre como bajo plástico, dedicados al olivar, melocotón, almendros, hortalizas y viñedos.

"Desde la Junta vamos a hacer todo lo posible para que el Gobierno central, que tiene las competencias en esta materia, agilice los trámites para que declare la zona de emergencia y paliar los daños, aunque puede ser cuestión de tiempo hasta que concluya el informe pericial", ha apuntado Martín Arcos.

El presidente en funciones de la Diputación de Granada, Manuel Gómez, se ha sumado a la iniciativa de conseguir la declaración de zona de emergencia para acceder a las ayudas posibles o reducir los módulos fiscales previstos.

Gómez ha recomendado a los ayuntamientos de Benalúa y Guadix que promuevan mociones de apoyo a los agricultores y la solicitud de medidas estatales "para que las explotaciones agrarias retomen su actividad lo antes posible".

El primer informe de evaluación provisional apunta la pérdida de entre el 50 % y el 65 del cultivo de melocotones, un porcentaje similar en cultivos hortícolas y hasta el 30 % en olivar, almendro, maíz y otros productos por el derribo y golpeo del granizo.