Un flechazo megalítico

Los participantes usan armas iguales a las prehistóricas
Los participantes usan armas iguales a las prehistóricas / J. M. ESTRADA IRIBARNE
  • El arco prehistórico reúne a más de cien amantes de la prehistoria en Gorafe. La localidad ha acogido durante este fin de semana una de las pruebas del Campeonato de Europa de esta curiosa modalidad deportiva entre la competición y la pasión por la prehistoria

A mitad de camino entre lo deportivo, lo cultural y lo turístico. Gorafe ha acogido durante este fin de semana una manga del XXVI Campeonato Europeo de Tiro con Arco y Propulsor Prehistórico. Más de ciento veinte personas han participado durante los dos días en esta prueba del campeonato europeo, pero además de disparar con sus arcos a dianas que representaban animales de la época prehistórica también han participado en talleres y actividades inspiradas en el Neolítico,... incluida una cena inspirada en la dieta de nuestros antepasados.

La competición de tiro con arco y propulsor prehistórico reúne tanto a amantes de la historia como a aficionados al deporte en la naturaleza, siendo una actividad con carácter familiar y de enorme tradición en países como Francia o Bélgica, que acogen el mayor número de pruebas del calendario. Así, hasta Gorafe se han trasladado personas procedentes de Almería, Jaén, Alicante, Murcia, incluso de Bélgica, todos seguidores de este deporte ancestral.

Tal y como relata el alcalde de la localidad, Miguel Pérez, este deporte simula una de las principales actividades de los hombres y mujeres de la Prehistoria, quienes cazaban animales con sus arcos o azagayas, en solitario o en amplios grupos de hasta cuarenta personas, en función de la envergadura de estos, con el fin básico de la supervivencia. La prueba de tiro con arco prehistórico se disputó la tarde del sábado, mientras que el domingo por la mañana fue el turno de los tiradores con propulsor prehistórico y azagayas.

Manuel Salas es integrante del Clan de Benahadux y explica que todos estas armas de caza son completamente son manufacturadas de forma artesanal y con materiales naturales, como prescribe la sociedad belga organizadora.

Las dos pruebas suponen un recorrido junto al Barranco de los Algarves se componen de treinta dianas de distintos tamaños y a diferentes distancias que van de los 8 a los 26 metros, siempre en progresión de dos, lanzando únicamente una flecha o azagaya en cada estación. Las dianas representan a los animales que hay que cazar, como establece el reglamento regulador de la prueba.

Zonas arqueológicas

Este deporte mueve a familas enteras.

Este deporte mueve a familas enteras. / J. M. ESTRADA IRIBARNE

En España se desarrollan mangas del campeonato europeo en lugares como Asturias, Cantabria, Madrid, Teruel,Almería, Granada o Murcia, estando estas siempre ligadas a zonas arqueológicas y yacimientos que se pretenden dar a conocer a sus participantes.

En muchos casos son familias enteras que pasan los fines de semana practicando una actividad al aire libre y conociendo y conviviendo con personas llegadas desde otras provincias o países.Así, un requisito indispensable para la organización de este tipo de mangas es que el municipio en cuestión esté situado dentro de un radio de 100 kilómetros con respecto a algún yacimiento arqueológico.